jueves, 30 de enero de 2014

Revisión ortográfica en Outlook



Aunque gran cantidad de los correos electrónicos que enviamos desde nuestra mail outlook, son en realidad reenvíos o documentos adjuntos, no podemos estar exentos alguna vez, de escribir nuestro propio mensaje.
Puede ser posible que a algunos no les interese poner mucho empeño en su redacción, porque se trata de algo informal la mayoría de las veces, pero Outlook cuenta con una característica muy útil de revisión ortográfica integrada, que no estaría de más utilizar, para que el contenido de nuestro email sea acertado.
Esta característica funciona de la mano con el explorador de internet, los navegadores más actualizados revisan la ortografía constantemente conforme vamos escribiendo. De esta manera se subrayan de color rojo, todas aquellas palabras que no se encuentren en el diccionario del corrector ortográfico. Lo único que nosotros tenemos que hacer es clicar encima de la palabra con el botón secundario y esta será corregida.
Pero esto no sucede con exploradores anteriores a Internet Explorer 8 o sus equivalentes, por lo tanto tendremos que ejecutar una revisión ortográfica por nuestra cuenta. Y esto será de la siguiente manera:
Primero leemos un poco un artículo anterior que nos indica Como enviar un correo en Outlook. Cuando hemos seguido tales instrucciones y terminamos de redactar nuestro mensaje, a continuación, nos dirigimos hasta la barra de acciones del mail Outlook (el menú que se encuentra en la parte superior) para elegir la opción Revisión ortográfica.

Una vez finalizada la revisión ortográfica, se muestra subrayadas de color rojo todas aquellas palabras que requieren nuestra atención. Para corregirlas, simplemente hacemos clic sobre ellas.
La revisión ortográfica se realiza de manera automática después de que hemos escogido tal opción, pero las medidas de corrección, son aplicadas por nosotros de manera manual. Clicando sobre las palabras marcadas con rojo se muestra una lista de sugerencias para que elijamos entre ellas o también podemos optar por ignorarla.
Si se trata de alguna palabra que usemos comúnmente, pero no se reconozca, podemos seleccionar Agregar al diccionario para que no se muestre como incorrecta la siguiente vez que la utilicemos en futuros correos, pero sin tan solo deseamos que se ignorada en el mensaje actual, hacemos clic en Ignorar o Ignorar todo.
De esta forma tan sencilla podremos darle más riqueza a nuestra redacción, sobre todo cuando se trata de mensajes más serios, o importantes, pues causa mayor impresión por la dedicación invertida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario