lunes, 17 de febrero de 2014

Evitemos el fraude en nuestras cuentas Outlook



Microsoft ha establecido varios protocolos de seguridad para brindarnos un máximo de protección al ser usuarios de su sistema de correos electrónicos. Se han implementado medidas que buscan ir delante de los estafadores y evitarnos fraudes, para que nosotros no tengamos que preocuparnos.

Pero igualmente, podemos hacer nuestra parte y cooperar para llevar esta protección al máximo, y mantener nuestra cuenta aún más segura, con los siguientes consejos.
1.    Proporcionar una dirección de correo electrónico alternativa y un número de teléfono móvil, actualizados. Además, establecer una pregunta de seguridad con su correspondiente respuesta.
2.    Abstenernos de iniciar sesión en equipos que no sean de confianza. Aunque de forma predeterminada, www.outlook.com inicia sesión con una conexión más segura, un equipo extraño podría tener instalado software para robar contraseñas. Si es necesario acceder desde ubicaciones inseguras de este tipo, lo mejor es utilizar uncódigo de un solo uso.
3.    Al iniciar sesión, hay que poner atención a la dirección URL que aparece en la barra de direcciones. Si no contiene login.live.com, podría tratarse de un sitio falso. Así que es mejor no escribir la contraseña.
4.    Cuando recibimos un mensaje de correo electrónico, vayamos de inmediato a buscar el icono de remitente de confianza, ya que este nos permite saber que el mensaje en realidad proviene de donde dice, y es seguro abrirlo, pues www.outlook.com ha comprobado que se trata de un remitente legítimo.
5.    Igual atención debemos prestar a las barras de seguridad de color amarillo y rojo. Las amarillas nos avisan que el mensaje contiene datos adjuntos, imágenes o vínculos a sitios web bloqueados. Primero hay que asegurarnos que confiamos en el remitente antes de interactuar con el contenido. Una barra de seguridad roja significa que el mensaje que recibimos contiene algo que podría ser peligroso y ha sido bloqueado por Outlook. lo recomendables es no abrirlos y eliminarlos de la bandeja de entrada.
6.    Si confiamos en la persona o en la página web que nos envía algún mensaje, es mejor marcarlos como seguros.
7.    Tomémonos el tiempo necesario para crear una contraseña segura y cambiarla periódicamente.
8.    No hay que compartir la contraseña con nadie. Ni si quiera con Outlook o Microsoft, ya que NUNCA pedirán la contraseña en un correo electrónico.
9.    Finalmente,  hay que usar software antivirus y mantenerlo actualizado.
Siguiendo estas recomendaciones y las que dimos con anterioridad, ayudamos a Outlook a darle un nivel de seguridad mayor a nuestra cuenta, primero evitando que alguien puede tener acceso a ella y finalmente al no convertirnos en víctimas de fraude.

No hay comentarios:

Publicar un comentario